Las últimas noticias en torno a los movimientos del CF Salmantino han sido desconcertantes. La confusión y la duda reinaron a finales de abril cuando Carlos Martín, el presidente, llegó a afirmar que “el club se llamará Unión Deportiva Salamanca y llevará el escudo si así lo quiere la afición”. Como suele ocurrir constantemente en el  club, las afirmaciones carecían de una base real.

Desde este blog trataremos de ir al fondo de la cuestión y explicar la verdadera historia de lo que está ocurriendo.

  1. Tres personalidades: ¿quién es realmente el CF Salmantino?

En primer lugar, llama la atención el desarrollo de una nueva personalidad dentro del CF Salmantino. Este club creado en 2013 se ha hecho pasar en los últimos años por el difunto filial de la Unión Deportiva Salamanca –el CD Salmantino desaparecido en 2013-. Pero desde hace unas semanas parece que también tiene futuras intenciones de suplantar a la también difunta UDS. Por eso resulta chocante que se desconozca realmente cuál es la personalidad del club, ¿hablamos del CF Salmantino, del difunto CD Salmantino ó de la desaparecida Unión Deportiva Salamanca?

  1. ¿Quién ha comprado el estadio Helmántico y quién comprará el patrimonio que pertenecía a la UDS?

El patrimonio de la UDS no será comprado por el CF Salmantino, sino por la empresa Desarrollos Empresariales Deportivos S.L., de la que muy poco o nada se sabe.  Tal y como informaba en primicia el jueves la página web Helmánticonews en esta noticia, el pasado lunes el supuesto inversor mexicano Alejandro Miranda cedió su cargo de administrador único de esta entidad a su compatriota Luis Miguel Lovato.

El diario digital Tribuna de Salamanca también se hace eco hoy sábado de este movimiento en esta noticia. El medio de comunicación llega a afirmar que se trata de una “jugada incomprensible que siembra muchas dudas sobre el proyecto. Y de paso también sobre la veracidad de lo que se ha vendido a la opinión pública.”

Tal y como desvelaba Helmánticonews, Luis Miguel Lovato ha tratado de desembarcar en el Real Zaragoza, en el CD Castellón ó en el CD Guijuelo. Pero en todos los casos, sin éxito. No ha sido hasta su desembarco en Salamanca cuando sus negocios se han concretado. La sociedad que ahora dirigen compró el estadio Helmántico por un millón de euros y comprará los bienes de la difunta UDS por 150.000 euros. La vinculación y las condiciones de la colaboración entre esta empresa y el CF Salmantino siguen sin aclararse y las dudas sobre el proyecto son más que evidentes.

  1. ¿En qué consistirá la compra del lote de productos de la desaparecida UDS?

La noticia que salió a la luz el miércoles fue la autorización por parte del juzgado de la venta de un paquete de bienes de la difunta UDS a la empresa Desarrollos Empresariales Deportivos  S.L. Concretamente el escudo, el himno, la boutique, la marca, los trofeos y la documentación histórica. Dicha empresa cederá los bienes al CF Salmantino, pero el uso deportivo del escudo y del nombre –este último a falta de confirmación judicial- sigue perteneciendo a Unionistas de Salamanca CF.

Tal y como anunciaba el jueves la web salamanca24horas.com en esta noticia, Unionistas de Salamanca CF “ no tiene previsto ni utilizar el escudo de la UDS ni permitir su uso”. Es decir, a día de hoy las cosas siguen exactamente igual: además de inmoral, sería ilegal que el CF Salmantino usase el nombre y el escudo de la difunta Unión Deportiva Salamanca.

Para anunciar esta noticia, el CF Salmantino difundió un comunicado donde creaba una vez más la confusión autodefiniéndose como “filial de la UDS” ó “legítimo filial”. Evidentemente, se pasaba por alto que el CF Salmantino es un club diferente al CD Salmantino. Y que  precisamente por tratar de hacerse pasar por él, en verano de 2015 fue descendido desde la Tercera División hasta la última categoría federada.

Las inconcreciones e inexactitudes continuaban cuando en el comunicado se aseguraba que “serán los salmantinos los que tomarán la última decisión para la transformación del que fuera su filial en la Unión Deportiva Salamanca”. Más allá de que el filial de la UDS desapareció, ¿quiénes son “los salmantinos”?, ¿cómo se les consulta?, ¿por qué el presidente de un club de nueva creación se arroja autoridad para hablar en nombre de toda una ciudad y de un sentimiento que perduró durante generaciones?

En cualquier caso, la página web Tribuna de Salamanca realizó una encuesta ayer viernes que ha hecho pública este sábado. El resultado habla por si sólo: casi 2 de cada 3 encuestados, el 64% de los participantes, estarían en contra de que el CF Salmantino adoptase el nombre de “Unión Deportiva Salamanca”.

  1. ¿Se ha desvelado algo nuevo en la rueda de prensa del jueves?

El presidente del club, que curiosamente no estuvo nunca interesado en el fútbol y ni siquiera llegó a ser socio de la UDS, volvió a asegurar que quiere “recuperar a la Unión Deportiva Salamanca”, algo que es totalmente imposible. Para generar aún más confusión de la existente, la rueda de prensa se realizó con el photocall de la difunta UDS como telón de fondo.

Se volvió a repetir una vez más algo ficticio, puesto que se incidió en que el CF Salmantino “es la UDS con otra figura jurídica” o que “es absolutamente el filial de la UDS”. Y la inexactitud y la ambigüedad volvieron a estar presentes cuando se aseguró que “vamos a ir en la dirección de hablar con los socios”. Carlos Martín pasa por alto que el CF  Salmantino no tiene socios que sean propietarios del club. Cuenta con simples abonados con derecho a asistir a los partidos pero sin ninguna capacidad de decisión. Además, muchos de ellos han recibido su carnet de manera gratuita o por sorteo como se demostró en la anterior entrega de este blog.  ¿Serán entonces “los salmantinos” –como se citaba el miércoles en el comunicado de un modo genérico y ambiguo- ó “los socios” –inexistentes a pesar de lo que se afirmó el jueves- los que decidan si “el filial de la UDS” –desaparecido en 2013- “llevará el nombre de la UDS” –también desaparecida en 2013-? El sinsentido es más que evidente.

El broche final puso el propio Carlos Martín cuando para explicar la situación llegó a afirmar: “En un estado de derecho, esto no es Zambia, sabemos que un juez sabe lo que se vende”. Inquietante declaración para cerrar una rueda de prensa en la que la única novedad real fue una controvertida referencia a un país del África subsahariana…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s